Tuesday, April 26, 2005

Almodóvar y Ripstein


dos reseñas de josé abril para altanoche siete.


¿Qué he hecho yo para merecer esto?
(España, 1984)
Dir: Pedro Almodóvar
Con: Carmen Maura, Verónica Forque
Antes de volverse técnica y políticamente correcto, Pedro Almodóvar cosechó una trayectoria que lo colocó como el enfant terrible del cine español, una trayectoria imperfecta, de cierta torpeza estructural y narrativa, pero de un aliento refrescantemente revulsivo, iconoclasta e irreverente. Para bien o para mal, el cineasta aprendió a filmar, maduró y su historia reciente –de Mujeres al borde de un ataque de nervios (1989) a la fecha- es más que conocida. Esa filmografía que germinó a inicios de los ochenta, en la euforia de la llamada movida española, había permanecido inédita y por lo tanto prácticamente desconocida en estos nuestros territorios; para fortuna de aquellos que conocemos esa obra y para los interesados en rastrear los inicios del realizador, ya empiezan a aparecer en DVD algunos de esos títulos; por los menos ya contamos con ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (España, 1984), por mucho la primer obra maestra (en el muy particular viejo estilo) del director. Melodrama tributario al neorrealismo de Visconti y De Sica y a la aspereza del Buñuel de Los olvidados (México, 1950), ¿Qué he hecho yo...? representa una de las miradas más obscuras y deprimentes de Almodóvar a un Madrid miserable cargando aún con la cruda socio-económica del franquismo y que se desentiende del aire cosmopolita del que hablaban las películas precedentes (Pepi, Luci y Bom..., Laberinto de Pasiones), un Madrid de tercer mundo que sirve, a su vez, como telón de fondo para la puesta en escena de la miseria económica, moral y afectiva de una familia de tantas. Trip urbano y doméstico de la mano de Gloria, un ama de casa adicta a los farmacéuticos, esposa sexualmente insatisfecha, auto-viuda y madre terrible capaz de vender a sus hijos. A la película podrá cuestionársele algunas subtramas que poco encajan en el conjunto, algunos personajes que nada aportan al desarrollo y algunas situaciones que no pasan de ser ocurrencias, pero la propuesta temática nada complaciente y las actuaciones de Carmen Maura y Verónica Forque hacen de este viaje algo irresistible.


Cadena Perpetua
(México, 1978)
Dir: Arturo Ripstein
Con: Pedro Armendáriz jr., Ana Martín
El Imcine y el CONACULTA han puesto en circulación algunos DVD´s de clásicos del cine mexicano, específicamente algunos títulos pertenecientes a la década de los setenta. De esa colección recomendamos especialmente esta película, una propuesta harto interesante que demuestra de paso que Arturo Ripstein alguna vez tuvo talento y que su mancuerna con la guionista Paz Alicia Garcia-Diego sólo lo convirtió en un cineasta pretencioso, monotemático y aburrido. Posterior a su clásico insuperable El lugar sin límites (1977) y basada en la novela Lo de antes de Luis Spota, Cadena perpetua muestra el recorrido urbano de un delincuente (carterista para más señas) en su intento por alcanzar su integridad y redención y su boicoteado esfuerzo por cambiar su forma de vida. A través del personaje central, Ripstein y su co-guionista Vicente Leñero, estructuran un ejercicio de film noir que encaja perfectamente en nuestro contexto. Actualizando y mexicanizando el género, la película exhibe sin panfletarismos los mecanismos de la corrupción en lo social y su eco y reflejo en lo individual. Así la cadena perpetua del título hace alusión al círculo vicioso que envuelve al personaje y en el que descubre que las buenas intenciones, dentro de un sistema social, político, judicial, mezquino, descompuesto, automáticamente se invalidan. Cadena perpetua tuerce la moraleja del género: es la historia de un delincuente que a punto de alcanzar su regeneración se arrepiente convencido de que el crimen seguirá pagando por los siglos, de los siglos...

No comments: