Tuesday, December 08, 2009

Seis cuentos perversos

En sus cuentos (de Iván Sierra), ese mundo encabronado aflora con toda su agonía y violencia extrema. Iván no tiene pelos en la pluma: nos echa encima pedazos de mierda, tufo a culo, vómito, cachetadas, patadas y hasta sangre de niña muerta para que nos caguemos de miedo de nosotros mismos. (Porque, dejándose de mamadas, nos hace saber desde el principio que tenemos más de sus personajes de lo que pudiéramos llegar a imaginar). Pero la cosa no acaba ahí: Iván también nos ofrece la ternura, la nostalgia, las jodidas ganas de que alguien nos quiera, como contraparte y alternativa ante el horror del mundo. Y no se le olvida la imaginación: todas las chingaderas que nos pasan por la cabeza, todas esas oscuras fantasías, nos dejan desnudos, pues nos sacan de las greñas a nuestros yos más escondidos.
Así son los cuentos de Iván: sinceros, aventados, bien pinche netas, con unos huevotes de este tamaño. Y te están esperando.

Tomado de Vice. Los cuentos aquí.

2 comments:

Iván Sierra said...

Muchas gracias por compartir algunos de mis cuentos en este espacio, Víctor Hugo.

víctorhugo said...

Salud.