Monday, January 25, 2010

malamuerte

Me hospedo arriba de una cantina de mala muerte, en Álamos. Anoche bajé. Excepto el bartender, todos estaban ebrios, incluida la rocola.
Quise salir de la cantina arrojando unas monedas a la barra, como en las pelis, pero no sabía cuánto debía.

No comments: