Wednesday, April 28, 2010

III

Te miro
desde donde no sabes.
Duermes.
Más acá de tu sueño,
aquí,
desde adentro de mí,
viajo diciéndote
todo lo que no puedo,
porque me trago estas ganas de ti
que sé y que nunca,
este afán lento de encontrar dónde
dejar caer la búsqueda.
Duermes.
Te espío.
Mis ojos sueñan puentes,
queman puentes,
quedan en la otra orilla,
te andan a pie,
y entonces,
tus muslos arman frutos,
sostiene -duro amor-
con el pistilo
tu flor urgente el cabecear del aire;
el verano
viene desde tu sueño que no duermes,
que has alertado,
que haces sonar,
que afloras y levantas,
espiga en el temblor de la columna.
Despiertas.
Huyo.
Sueño entonces
que desamarro tallos desde el viento,
en lo alto del zureo,
y es en vano,
todo es en vano, amor,
todo es en vano.

Abigael Bohórquez. Heredad. Antología provisional (1956-1978). (El Colegio de Sonora-Instituto Sonorense de Cultura. 2005)

2 comments:

jose fá said...

¡Huy, qué rico!

Besos para Abigael donde quiera que no esté más.

víctorhugo said...

Abrazos a ti y al viejito, Josefá.