Monday, July 26, 2010

En el restaurant dos varones y una mujer comentan la lluvia que apenas comienza a mojar las calles, charco a charquito. Ella suelta: "Va a pegar un llovidón". Me parece curiosa no la frase, que aquí es muy común el superlativo tipo desierto (cabezón, caguamón, crudón, pistiadón, calorón), sino que sea la cuarta o quinta vez que la escuche en las últimas dos semanas. La lluvia hace tiempo que dejó de ser tema de conversación en el desierto. Bueno, ahora se habla de la lluvia extrañándola, no gozándola ni sufriéndola. Son diez u once años de sequía ya. Y ahora nos sorprenden dos o tres lloviznas arrebiatadas. Vaya.
Bienvenidas.
Y sigue mojando, lluvia, por piedad.

No comments: