Thursday, February 03, 2011

Siempre vive el corazón en un lugar cercano a la ignorancia; a no saber, a no darnos cuenta para no sufrir, se dijo.
Siempre vive el corazón de la cuchara, de darle a otros se alimenta.
Siempre vive el corazón por envites cifrados que nunca aclaramos.
Siempre vive el corazón por temporadas, extrañando el coliseo del verano o el naufragio del invierno, recordando el tiempo.
Siempre vive el corazón en el abismo, del dolor más puro se alimenta, con la paz más inestable se contrae, golpea, vive.
Fidelia Caballero. Una caja de gusanos. Universidad de Sonora. Colección Lengua de camaleón.

No comments: