Thursday, March 03, 2011

El sepulturero, en las noches de hastío, abre una tumba y charla con esqueletos.
En las noches de luna llena, cava y entierra grillos muertos.
El sepulturero encuentra en su panteón una lechuza muerta y con ella alimenta ratones y entierra las sobras: pico, garras, unas plumas.
Rellena veladoras y cirios con ceniza de cigarro y polvo de hueso. De pabilo coloca colas de rata o plumas de pichón.
El enterrador tiene su tumba preferida. Sobre ella duerme.

No comments: